El invernadero metálico empieza a ser la opción principal de muchos productores agrícolas en Chile a la hora de proteger sus cultivos, sobre todo en aquellas regiones del país donde predomina el clima extremo.

Sin embargo, todavía existe un alto porcentaje de agricultores que por temor a la inversión inicial deciden instalar invernaderos de madera sin pensar en el largo plazo y los inconvenientes que este tipo de instalaciones suelen plantear.

Para explicar las diferencias entre un invernadero y otro, participamos en una gira técnica para agricultores y floricultores de la zona Centro Sur de Chile, donde les hablamos de las 4 principales ventajas de instalar un invernadero metálico que les permitirá ahorrar en costos.

.

Más resistencia, mayor durabilidad.

La durabilidad y la resistencia son las dos cualidades más importantes de los invernaderos metálicos. El acero galvanizado resiste a la corrosión incluso en ambientes agrícolas, donde la exposición constante a la humedad puede ser desafiante.

Este material proporciona una estructura robusta que puede soportar condiciones climáticas adversas, como fuertes vientos o nevadas, asegurando la integridad del invernadero durante mucho más tiempo.

En cuanto a los invernaderos de madera, estos son susceptibles al deterioro debido a la humedad, a los insectos y los hongos.

Y aunque se pueden aplicar tratamientos protectores, la madera requiere un mantenimiento más constante para preservar su resistencia, además de reemplazos y reparaciones periódicas

.

Los invernaderos metálicos mantienen su integridad estructural durante décadas, lo que reduce los costos a largo plazo y proporciona una mayor estabilidad en la producción agrícola.

.

.

Los invernaderos metálicos requieren un menor mantenimiento.

La ventaja de que la estructura de acero galvanizado sea anticorrosiva permite al productor agrícola dedicar menos tiempo y recursos al mantenimiento de su invernadero. Esto se traduce en un ahorro de costos y en más tiempo para centrarse en la gestión de los cultivos y de su negocio.

En cambio, los invernaderos de madera pueden necesitar selladores, pinturas y tratamientos protectores regulares para preservar su calidad. Es decir, requieren de inversión adicional de tiempo y dinero, así como interrupciones en las operaciones agrícolas.

.

invernaderos metálicos

.

.

Diseño a la carta cuando se elige un invernadero metálico.

El acero galvanizado ofrece una mayor flexibilidad en términos de diseño y puede adaptarse a las necesidades específicas del agricultor.

La estructura de un invernadero metálico puede modificarse o ampliarse de forma fácil en función de los requisitos de la producción o bien para incorporar nuevas tecnologías agrícolas.

Además, el acero permite la construcción de invernaderos de mayor altura, lo que mejora la circulación del aire y crea un entorno más propicio para el crecimiento de las plantas.

Los invernaderos de madera, aunque estéticamente pueden ser más atractivos, tienen limitaciones, ya que las modificaciones pueden ser más complicadas y eso hace que en ocasiones no se puedan ampliar los espacios de cultivo.

.

Un material respetuoso con el medioambiente.

Desde una perspectiva más ecológica, los invernaderos metálicos son reciclables, lo que significa que al final de su vida útil, el acero puede reutilizarse, reduciendo la huella ambiental.

Además, la producción de acero galvanizado suele ser más eficiente en términos de recursos que la madera, contribuyendo a prácticas agrícolas más sostenibles.

.

gira-tecnica-ciudad-los-angeles

Durante la gira técnica también se habló a los asistentes de los diferentes recursos que pueden complementar a los invernaderos metálicos para mejorar la producción y gestionar los recursos de una manera más eficaz y sostenible.

Por ejemplo, los sistemas de recogida y almacenaje de pluviales y reutilización del agua para volver a canalizar dentro del sistema de regadío.

.

¿Por qué elegir un invernadero metálico para proteger sus cultivos?

Vida útil extendida, mantenimiento simplificado, adaptabilidad y sostenibilidad, las cuatro razones de peso que ofrece un invernadero metálico frente a un invernadero de madera.

Y no solo consigue optimizar las operaciones agrícolas, sino que también apostar por este tipo de instalaciones le ayudará a enfrentar los desafíos futuros con una estructura robusta y eficiente.

Optar por la durabilidad del acero galvanizado es invertir en un futuro agrícola sólido y sostenible.

Si ha decidido invertir en un invernadero que garantice la estabilidad de sus cultivos y le permita ahorrar en costos, póngase con nuestro departamento comercial.