Cómo funciona una estación meteorológica en un invernadero

  • estacion-clima-invernadero-canamerica

Dentro de un invernadero existen tres variables ambientales que han de ser controladas para conseguir un buen desarrollo de nuestros cultivos. Estas variables son:

  • Temperatura ambiente
  • Humedad relativa
  • Concentración de CO2.

Sin embargo, también es necesario controlar las variables climáticas externas. 

Éstas nos facilitan información adicional sobre el estado del clima fuera del invernadero: la temperatura y humedad exterior, radiación, velocidad y dirección del viento. Datos importantes que nos ayudarán a controlar las condiciones climáticas de nuestros cultivos, programando con mayor exactitud los dispositivos de control de clima que tengamos instalados en nuestro invernadero.

La estación meteorológica se instala en el exterior del invernadero y es la encargada de recoger todos los parámetros ambientales necesarios y mandarlos al dispositivo de control de clima. 

Con toda esa información, y sabiendo cuáles son las mejores condiciones para sus cultivos, Ud. puede programar el sistema de control de clima  para que realice las acciones que mejor adapten a las necesidades de sus plantas. Por ejemplo:

  • Pronosticar plagas y enfermedades

  • Planificar tareas

  • Alertar sobre heladas, lluvias fuertes o golpes de calor

  • Realizar seguimiento del microclima y producción agrícola

  • Calcular la evaporación, transpiración y control de agua en los cultivos

  • Gestionar de una manera más eficaz el riego

  “La estación meteorológica es una herramienta esencial para el buen control del clima en nuestro invernadero”

 

La estación meteorológica está formada por:

  • Sonda de temperatura y humedad.
  • Sonda de radiación: Cuando el cielo está despejado, la radiación es más alta que cuando está nublado. Para evitar que el invernadero pierda calor, las pantallas deben cerrarse lo antes posible en días despejados utilizando esta sonda. Esto previene daños en el cultivo y ahorra energía.
  • Sonda de lluvia: Para un buen funcionamiento, lo ideal es combinar la sonda de detección de lluvia con el pluviómetro para ajustar las ventanas de ventilación en su posición ideal.
  • Pluviómetro: Medir rápidamente el volumen pluvial es imprescindible para controlar las ventanas y mantener un clima estable en el interior del invernadero. Una medición rápida y exacta de la precipitación pluvial es esencial para el control de las ventanas (ventilación) y para mantener un clima estable dentro del invernadero.
  • Veleta /anemómetro: Mide la velocidad del viento.

La estación meteorológica puede ampliar o reducir el número de sondas, en función de los parámetros que queramos medir. Por ejemplo, se podría incorporar un piranómetro para medir la radiación solar, o incluso un heliógrafo para medir las horas de luz solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*